Acolchado

Acolchado "Made in Germany" - un círculo pequeño, pero muy selecto

Muchas compañías alemanas desplazan su producción al extranjero. También en el sector de los muebles. Únicamente los muebles de alrededor de 1000 fabricantes alemanes tienen el derecho de ostentar la etiqueta de calidad "Made in Germany". A estos pertenece, por ejemplo, el sistema modular de sofás de Cubit®, que se produce en Westfalia Oriental, el hogar de la fábrica de muebles.

Cubit_Sofa_Motiv3_022kleinIMGP5229-klein

 "La producción de acolchado y de muebles para el hogar se muda al extranjero", informa finalmente la asociación de la industria de muebles acolchados alemana. Y es que las cifras actuales muestran que la producción de muebles acolchados en el extranjero crece sin cambios, mientras que la fabricación nacional va perdiendo terreno. Aquí, el sello de calidad "Made in Germany" sigue siendo tendencia. Y con motivos, pues esta representa el trabajo artesanal tradicional, los materiales de gran calidad y las rutas cortas.

La buena calidad y un buen acabado son importantes para los muebles modulares

Estos también son los motivos por los que el sofá modular de Cubit® se fabrica completamente en Alemania. Exactamente en HV Nähtechnik, en Delbrück (Westfalia Oriental), una región con una larga tradición en la fabricación de muebles. Aproximadamente un 20 por ciento de todos los muebles alemanes se producen en Westfalia Oriental. "Desde el comienzo tuvimos claro que el sofá Cubit® debía producirse en Alemania. Ya que, especialmente para un sistema modular, la calidad y el acabado son muy importantes. Debe ser capaz de soportar tanto conversiones como ampliaciones. Más allá de esto, para nosotros eran importantes unos procedimientos de coordinación y rutas de transporte breves", explicó Thomas Reichel, fundador de Cubit®.

Cubit-39 Cubit-23

 Auténtico trabajo manual y mucho amor por los detalles

Así es como se esconde tanto amor por los detalles y un conocimiento especializado global en el sistema de sofás flexible. La producción es una tarea complicada, ya que el diseño general del sofá Cubit® es extremadamente laborioso. Cinco módulos básicos ofrecen, con diferentes formas y tamaños, una gran variedad de posibilidades de diseño. A esto hay que añadir la amplia selección de tejidos de gran calidad, diferentes texturas y colores. Con cada pedido estos se combinan a medida para crear las fundas. De esta forma se producen sillones, divanes o conjuntos de sofás individuales y de la mayor calidad: para cada estancia, para todos los gustos y "Made in Germany".

 

 
« Volver al resumen de noticias