Una relación inmejorable

Una relación inmejorable

El sofá modular de Cubit® se fabrica completamente en Alemania, más concretamente en la región de Westfalia Oriental. La empresa HV Näh- und Polstertechnik con sede en Delbrück es un socio de Cubit® que acompañó el desarrolló de los productos y fabrica todas las fundas.

La propietaria Helga Vöge dirige la empresa desde 2005. Aprendió desde abajo el oficio de corte y confección y está muy solicitada como experta tanto en confecciones individuales como en la producción en serie de telas y cuero. Para ello invierten en tecnología moderna y en un equipo cualificado de 45 personas.

«En nuestra familia todas las mujeres tienen algo que ver con la costura y enseguida me di cuenta de que era algo que me divertía», recuerda Helga Vöge. De esta pasión surgió también competencia profesional: tras la formación en corte y confección, asistir a una escuela especializada en el sector textil y obtener el certificado REFA, Helga Vöge se pasó al sector del tapizado, cuando ya contaba con experiencia en el sector de las prendas de vestir femeninas. Ella misma describe su evolución de esta manera: «Los muebles para sentarse adquieren cada vez más funciones; mecanismos para ajustes individuales. Como es natural, esto hace aumentar los requisitos de producción de las fundas». De esta experiencia y conocimientos se beneficia el equipo de desarrollo de Cubit®. El diseñador industrial Olaf Schroeder, creador del nuevo sofá Cubit, buscaba ya en una fase temprana el intercambio con la empresa HV Näh- und Polstertechnik. «La fase de desarrollo llevó todo un año. Por ejemplo, estuvimos probando diferentes variaciones para los bordes. Parece increíble al ver ahora el diseño purista. Pero justo ahí reside el arte: la reducción en el punto adecuado hace que el diseño sea funcional y estético. Y había que encontrar una solución que no solo tuviera buen aspecto sino que también se pudiera fabricar en serie».

La comodidad individual al sentarse no la consigue el sofá Cubit mediante el equipamiento mecánico, sino mediante un sistema integral de 600 módulos que se puede encajar de una manera totalmente sencilla. Los sofás (desde los de filigrana hasta los amplios) también adquieren su estabilidad mediante una funda firmemente tensada del taller de HV Näh- und Polstertechnik. «La selección de telas de Cubit es excelente. Los textiles convencen en todos los ámbitos: calidad, aspecto, sostenibilidad y funcionalidad. La alta calidad atañe también al diseño y a la funcionalidad». Con Minou Farkhondeh, fundadora de Cubit® y arquitecta de interiores, se probaron muchos patrones; podían confiar mutuamente en su criterio.

«HV Näh- und Polstertechnik combina la atención a los detalles con los conocimientos técnicos», asegura el fundador de Cubit Thomas Reichel mientras explica la cooperación. «En esta región con una rica tradición en la fabricación de muebles de alta calidad nos sentimos a gusto y seguros. Esta cooperación ha confirmado nuestra decisión». En cada fase del desarrollo y de la producción ya en marcha, Thomas Reichel agradeció la proximidad con los proveedores. Con el contacto directo, se pueden tomar decisiones de manera efectiva y solventar problemas rápidamente. La venta en línea permite que la alta calidad de un sofá Cubit sea asequible. Una mezcla que tiene sentido.

 
« Volver al resumen de noticias